El ministro argentino de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, coincidió con su par de Bolivia, Rogelio Mayta, en aguardar a que la justicia se defina en la causa que investiga el suministro de munición bélica al país durante el golpe de Estado de 2019. 

Ambos cancilleres resaltaron su interés de «resolver por vía judicial el envío ilegal de armamento argentino a Bolivia», destacó Solá en las redes sociales. 

Los dos ministros, que se encontraron en la víspera de la 21ª Reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se celebra en México, conversaron también sobre el proceso de vacunación contra el COVID-19 en sus respectivos países, entre otros temas bilaterales. 

Desde el país anfitrión, el canciller boliviano manifestó el apoyo de su nación a que Argentina asuma la presidencia pro témpore de la Celac en 2022. 

Solá también tenía previsto encontrarse con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, para firmar acuerdos en materia de cooperación cultural y asistencia humanitaria internacional. 

En la agenda del diplomático argentino había además una reunión con el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, y el de Bélice, Eamon Courtenay. 

La de este sábado es la primera cumbre presencial de cancilleres de América Latina y el Caribe desde que estalló la pandemia del COVID-19. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook