El Gobierno del presidente Joe Biden anunció la primera cancelación de contratos iniciados por su predecesor, Donald Trump, para la construcción de un muro en la frontera sur de Estados Unidos. 

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) da por terminados dos contratos para la construcción de barreras en el sector de Laredo (Texas). 

El mes pasado, el DHS publicó su plan para el uso de los fondos que el Gobierno de Trump planificaba usar en la construcción de barreras físicas a lo largo de los 3.200 kilómetros de la frontera de EEUU con México. 

En cumplimiento de sus promesas electorales, Trump tenía la intención de gastar unos 15.000 millones de dólares en la obra, y a fines de 2018, después de que declarara una emergencia en la frontera, transfirió a su proyecto más de 10.000 millones de dólares que el Congreso había aprobado para gastos militares. 

El plan anunciado en junio por el DHS estableció las normas generales para las decisiones relacionadas con la construcción de barreras fronterizas, y los contratos cuya cancelación se anunció hoy cubren casi 50 kilómetros de obras. 

«La construcción no ha comenzado todavía en los dos proyectos en el sector Laredo, y no ha comenzado la adquisición de terrenos», indicó el DHS. 

La agencia añadió que sigue «revisando todos los otros proyectos de barreras fronterizas que se han dejado en pausa», y está «en el proceso de determinar cuáles puedan ser necesarios para atender (necesidades de) la vida, la seguridad y el ambiente». 

«El Gobierno sigue pidiendo al Congreso que cancele los fondos restantes para el muro y que, en cambio, otorgue fondos para medidas de protección fronteriza más inteligentes», puntualizó. 

(EFE) 

Comentarios Facebook