La exdiputada hondureña Carolina Echeverria fue asesinada en la noche del domingo en su residencia por hombres armados en Tegucigalpa, la capital de Honduras.

El esposo de la política, el excomandante de policía y abogado Wilfredo Urtecho Jamborde, resultó gravemente herido en el intento de asalto y se encuentra recibiendo cuidados médicos en un hospital de la capital hondureña.

Según información de los organismo de seguridad, los asesinos de la exdiputada ingresaron a la vivienda fingiendo ser personal de salud, disfrazados con trajes de bioseguridad ya que Carolina Echeverria y su esposo se encuentran positivos la covid-19.

El crimen contra la exdiputada Echeverria fue condenado por sectores políticos y sociales hondureños.

El candidato presidencial del Partido Liberal, Yani Rosenthal, lamentó el asesinato de Carolina Echeverria e instó a la fuerzas policiales a investigar, encontrar y castigar a los responsables del crimen.

También el excandidato presidencial Luis Zelaya condenó el asesinato de la exdiputada y expresó sus condolencias a la familia.

La violencia en Honduras deja un promedio diario de entre 10 y 11 asesinatos, según autoridades locales, que atribuyen gran parte de la criminalidad a pandillas y grupos del crimen organizado y el narcotráfico.

(teleSUR)

Comentarios Facebook