El esgrimista venezolano Rubén Limardo aseguró que “un error táctico” fue la clave en su derrota ante el francés Romain Cannone, en su combate en la primera ronda de la espada masculina de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

“Un error táctico cambió bastante el juego del combate, eso no quiere decir que se va a acabar el mundo. Simplemente, así es el deporte. Hoy ganamos, mañana perdemos. Lo importante es el aprendizaje”, contó el medallista de oro venezolano a las cámaras luego de su participación.

Limardo, de 35 años, no descarta su participación en los Juegos Olímpicos Paris 2024 y seguirá entrenando para obtener los triunfos que le faltan como esgrimista. “Me siento bastante tranquilo porque puedo decir que hice historia en Londres 2012, pero sigo buscando ese récord de ganarme de nuevo una medalla de oro”, afirmó.

El adversario del criollo, el francés Cannone, consiguió alzarse con la medalla de oro en esta edición de los Juegos Olímpicos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook