Las autoridades haitianas continúan con las pesquisas para esclarecer el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, mientras el primer ministro de Haití, Ariel Henry, prosigue su tarea para impulsar un diálogo nacional que restablezca la normalidad democrática en el país caribeño. 

La portavoz de la Policía de Haití, Marie Michel Verrier, anunció el arresto del cuarto policía presuntamente implicado en el asesinato de Moïse el pasado 7 de julio. 

De acuerdo con la investigación el oficial arrestado fue identificado como William Moïse, que junto a Bonny Gregory, Cliffton Hyppolite y Jean Eddy Charles, acompañaron al comando armado que segó la vida del mandatario en su residencia de la capital. 

Verrier detalló que otros nueve oficiales están aislados para ser interrogados, aunque no precisó si se encuentran detenidos. 

También detalló que hasta el momento se han registrado 14 domicilios, entre ellos el de la juez Wendelle Coq Thélot, cuyo arresto se ha ordenado al considerar su participación y robo a mano armada en relación con el asesinato de Moïse, que anteriormente la había destituido del Tribunal de Casación.  

Al respecto, la portavoz de la Policía indicó que una audiencia sobre los colombianos y haitianos-estadounidenses detenidos por el magnicidio permitió vincular a la magistrada con los hechos. 

Respecto al curso político de las negociaciones internas en Haití, Henry se reunió con representantes de varios sectores como parte del proceso de diálogo nacional. 

Entre los principales temas de discusión figuraba el restablecimiento del orden democrático y la estabilidad política, que permitan la celebración de elecciones libres, justas y transparentes. 

Con este propósito sostuvo encuentros con miembros del sector religioso, y privado en la búsqueda de un acuerdo político. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook