Este domingo primero de agosto, la atleta venezolana Yulimar Rojas marcó un hito histórico en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al consolidar un nuevo récord olímpico y mundial.

En su primer intento, Yulimar obtuvo una marca de 15,41 metros con la que rompió el récord olímpico, que pertenecía a la camerunesa Francoise Mbango, cuando obtuvo un registro de 15.39 metros en Pekín 2008. Con este registro, la criolla aseguró el oro.

En su segundo intento obtuvo una marca de 14,53 metros. Mientras que, en el tercer intento, había logrado una distancia cercana a los 15,85 metros, pero lamentablemente cometió falta y se lo invalidaron. En la cuarta oportunidad, Yulimar aterrizó después de saltar 15,25 metros.

Sin embargo, el momento de mayor gloria vendría en el quinto intento tocó tierra luego de saltar una impresionante distancia de 15,67 metros, rompiendo así su propio récord olímpico —logrado en su primer salto— y el récord mundial, que pertenecía a la ucraniana Inessa Kravets, cuando saltó 15,50 metros en el Campenato Mundial de Atletismo celebrados en Gotemburgo en 1995.

A través de la cuenta de Yulimar Rojas, puede verse la evolución de esta hazaña:

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook