Un cambio en las relaciones bilaterales entre Venezuela y Perú darán un nuevo giro. Así lo asomó este lunes 2 de agosto el actual canciller de este último país, Héctor Béjar, quien indicó que unirán esfuerzos con naciones de Europa y la región para un diálogo entre los sectores políticos, pero sin injerencia interna. 

“Venezuela es un país que está bloqueado. Nosotros contribuiremos con los países de Europa, que ya están trabajando en esto, y con un conjunto de países latinoamericanos, en el entendimiento de las diversas tendencias políticas que existen en Venezuela, sin intervenir en su política interna”, reiteró el ministro para las Relaciones Exteriores peruano durante un encuentro con medios tras recibir formalmente el organismo diplomático.

Destacó que la política del Gobierno que dirige el mandatario Pedro Castillo va en dirección opuesta a las sanciones y bloqueos unilaterales, a propósito de las medidas que ha impuesto Estados Unidos y aliados contra la administración bolivariana.

“Favoreceremos una renovación democrática en Venezuela que respete los derechos sociales de los venezolanos”, explicó. 

En cuanto al destino próximo del denominado Grupo de Lima, mencionó que unos cuantos miembros de este bloque tienen ahora otra postura en cuanto al país petrolero.

Vale recordar que esta alianza la impulsó cinco años atrás el expresidente Pedro Pablo Kuczynski con la finalidad de organizar a un conjunto de países americanos para desconocer a Maduro.

En este contexto dijo: “El Grupo de Lima tiene sus socios que han cambiado su política y sus puntos de vista son distintos. Conversaremos con ellos sobre sus puntos de vista“.

Al ser consultado si estima algún encuentro con Carlos Scull, el pseudorepresentante diplomático de Juan Guaidó en territorio peruano, Béjar  contestó: “No sé quién es ese señor. No lo conozco”.

Subrayó que entre él y su homólogo venezolano Jorge Arreaza trataron que los dos países les corresponda implementar  de manera unida la migración de criollos a  Perú.

Al funcionario diplomático le preguntaron si cree que en Venezuela hay una dictadura, e indicó que su obligación y responsabilidad como canciller es “mejorar las relaciones con Venezuela, así como con Colombia, Chile, Brasil y todos los países de la región”».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook