#LoÚltimo
Embajador ante la ONU: Deplorable servilismo de algunos países ante asedio imperial contra Venezuela
Julio 5, 2018
La Iguana Google Plus

Sustento-servilismo.jpg

El embajador Jorge Valero calificó de “deplorable” que algunos países guarden un servil silencio ante el asedio sistemático que ha desatado el imperio estadounidense contra Venezuela, y secunden sus nefastas órdenes para atacar la patria de Bolívar.

 

El autodenominado Grupo de Lima, que se caracteriza por sus permanentes agresiones a la Revolución Bolivariana y por interferir en los asuntos internos venezolanos, emitió este jueves una nueva declaración en el Consejo de Derechos Humanos, plagada de mentiras contra Venezuela.

 

En la declaración este grupo, junto a algunas naciones europeas, se hacen eco del pseudoinforme elaborado por el saliente Alto Comisionado de DDHH, para exacerbar el intervencionismo contra Venezuela.

 

El representante permanente de Venezuela ante la ONU en Ginebra, embajador Jorge Valero, ejerció el derecho a réplica de su país, afirmando que el devaluado Grupo vocea las consignas del imperio estadounidense en Ginebra, a pesar de que ese país abandonó su membrecía en el Consejo de Derechos Humanos, evidenciando que EE.UU. cuenta con aliados y satélites que se encargan de representarlo en su agresión a Venezuela.

 

“Deploramos que en este Consejo se pretenda dar cabida a pseudoinformes ilegales, unilaterales y sin mandato contra países del Sur, con la finalidad de sentar un grave precedente en este foro”, precisó Valero.

 

El embajador explicó que el informe contra Venezuela no fue mandatado por ningún órgano intergubernamental competente de la ONU, mucho menos por el Consejo de DDHH, razón por la cual Venezuela lo rechaza y lo desconoce, tanto en su forma como en su contenido.

 

Silencio cómplice

 

El embajador Valero recalcó que las dificultades económicas y sociales que impactan la calidad de vida del pueblo venezolano han sido provocadas -principalmente-, por la acción injerencista del Gobierno norteamericano, con la imposición de medidas coercitivas unilaterales y la inducción de una cruenta guerra económica, cuyo fin es generar las condiciones para una intervención extranjera, incluso de carácter militar.

 

“Las sanciones estadounidenses prohíben que Venezuela pueda acceder a la compra de medicamentos, alimentos y a bienes de capital producidos en otros países, constituyendo graves violaciones a los derechos humanos, pues causan muerte y dolor a las familias venezolanas”, advirtió.

 

Por ello reiteró que Venezuela deplora que los países que han suscrito la mencionada Declaración, no hayan dicho una sola palabra contra estas medidas ilegales, inmorales y criminales, así como ante la violencia terrorista que vivió Venezuela y que causó tanto dolor y sufrimiento.

 

Indignante hipocresía

 

El diplomático bolivariano también subrayó que entre quienes apoyaron la Declaración contra Venezuela hay gobiernos con presidentes que no fueron electos por el voto popular, sino impuestos por golpes de Estado, así como países donde los cárteles de la droga y el paramilitarismo determinan las políticas nacionales.

 

Para el embajador Jorge Valero es asombroso que entre estos “acusadores” haya países con abultados prontuarios de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, cuyos gobiernos han promovido guerras coloniales y neocoloniales y establecido la esclavitud, practicando el racismo y la xenofobia contra personas provenientes de naciones del Sur. “Estos -subrayó- no tienen autoridad moral para juzgar a nadie en materia de estos derechos”.

 

Venezuela pacífica y soberana

 

El representante ante la ONU en Ginebra señaló que Venezuela es un país soberano que siempre ha mostrado disposición de cooperar con todos los órganos, agencias y mecanismos de las Naciones Unidas, sobre la base del respeto a su soberanía y a los principios de no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

 

“Hemos invitado a varios Procedimientos Especiales a nuestro país. Recientemente nos visitó el Experto Independiente para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, Alfred De Zayas”, indicó.

 

Valero recordó que este experto declaró que en Venezuela no hay crisis humanitaria, sino una guerra económica que afecta la calidad de vida del pueblo.

 

“A pesar de las agresiones y amenazas en contra de Venezuela, el gobierno del presidente Nicolás Maduro seguirá enarbolando su diplomacia de paz y fomentando la cooperación y la solidaridad internacional”, dijo el embajador.

 

Recalcó que “en Venezuela están plenamente vigentes los derechos humanos y las libertades fundamentales. En Venezuela hoy reina la paz y se avanza en un diálogo político incluyente, promovido por el presidente Nicolás Maduro Moros”.

 

El vocero bolivariano denunció que el Gobierno de Donald Trump ha amenazado a Venezuela con una invasión militar.

 

Valero concluyó su discurso planteando ante el Consejo de Derechos Humanos la siguiente interrogante: “¿Cuál de los países que suscribieron la declaración en contra de nuestro país han rechazado o mostrado preocupación por esa amenaza?”.

 

(Prensa Misión de Venezuela en la ONU Ginebra)