Más de mil personas han fallecido en Myanmar producto de la represión de las autoridades militares desde el golpe de Estado del 1 de febrero en el país asiático.

Según el balance de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (Aapp) al menos mil un civiles han sido asesinados en Myanmar producto de la represión y advirtieron que el número real de víctimas podría ser mucho mayor.

El pasado 1 de febrero el Ejército tomó el poder mediante un golpe de Estado y arrestó a los principales líderes políticos que se oponen al gobierno militar.

La Aapp también ha contabilizado al menos siete mil 320 detenciones arbitrarias, entre las que se encuentra el arresto de Suu Kyi, la depuesta líder birmana y acusada de múltiples cargos por los militares.

Uno de los días más sangrientos de la represión militar se registró en el mes de julio en la ciudad de Kani donde la organización defensora de derechos humanos contabilizó al menos cuatro masacres con un total de 43 muertos a manos de las autoridades.

Desde la asonada militar, miles de personas han protagonizado protestas y movilizaciones en las principales ciudades de Myanmar exigiendo la renuncia del gobierno militar y el restablecimiento de la democracia.

(Telesur)

Comentarios Facebook