El espectáculo anual de la lluvia de meteoros de las Perseidas alcanzó su punto máximo esta semana en el suroeste de Irán.

Este evento natural se observó por primera vez hace más de 2.000 años. El mejor momento para ver la lluvia es el 12 de agosto, con tasas de más de 50 meteoros visibles por hora.

Los meteoros viajan con una velocidad de 212.000 kilómetros por hora, lo que genera unos asombrosos y vívidos rayos de luz. Los objetos brillantes pueden alcanzar entre 1.600 y 5.500 grados Celsius durante la lluvia.

(HispanTV)

Comentarios Facebook