En medio del caos que vive Afganistán, tras la toma del poder por el grupo armado Talibán, el expresidente de EE.UU. Donald Trump volvió el sábado a cargar contra el actual inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, por el manejo de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, a la que calificó de “la mayor humillación en política exterior de toda la historia de la nación norteamericana”.

Esta quedará como una de las grandes derrotas militares de todos los tiempos y no tenía por qué haber sido así. Esta no ha sido una retirada, sino una rendición absoluta y sin motivo alguno”, aseveró exmandatario en un acto ante miles de sus simpatizantes en Cullman, Alabama.

El exmandatario republicano dijo que la forma cómo Biden ha procesado la salida de las tropas de Afganistán, así como los miles de millones de dólares que costaron las armas y el material que han quedado abandonados en manos de los talibanes, han mostrado “la debilidad en la Casa Blanca”.

“La fallida salida de Biden de Afganistán es la demostración más asombrosa de la más absoluta incompetencia por parte del líder de una nación, quizás de todos los tiempos”, sentenció Trump. 

Respecto a los diálogos que sostuvo durante su mandato con los talibanes, el expresidente afirmó que, con él al cargo, este grupo armado jamás hubiera soñado siquiera con capturar una base o desfilar con armas estadounidenses.

Tras la caída de Kabul (capital afgana) el pasado domingo 16 en manos de Talibán, Donald Trump ha responsabilizado tanto al actual jefe del Estado como a los anteriores de la situación en Afganistán, hasta el punto que, en un claro golpe contra el expresidente republicano George W. Bush, afirmó que la intervención de Estados Unidos en Asia Occidental durante las últimas dos décadas fue un desastre y la peor decisión en la historia del país norteamericano.

Además, en un comunicado difundido el 16 de agosto, pidió la renuncia de Biden por el regreso al poder de los talibanes en Afganistán y la “derrota” de Washington; mientras fue el mismo Trump quien alcanzó en febrero de 2020 un acuerdo con Talibán que comprometía a Washington a retirar sus tropas hasta el 1 de mayo de 2021 a cambio de garantías de seguridad de parte del grupo y un compromiso de reducir la violencia y promover un diálogo de paz.

¿Qué sucede en Afganistán y qué papel tiene EE.UU. en esto?

Estados Unidos invadió Afganistán en 2001 so pretexto de luchar contra el terrorismo, deponer a los talibanes, así como entrenar y equipar a las Fuerzas Armadas afganas, pero después de dos décadas el grupo armado tomó más poder que nunca, en particular, en los últimos meses que el Gobierno de Biden inició la retirada de sus tropas.

Con la salida de EE.UU. los talibanes se hicieron con el control de Kabul, en solo cuatro horas y sin ninguna resistencia por parte de fuerzas gubernamentales, tras la huida del ya expresidente afgano Ashraf Qani.

Washington es objetivo de duras críticas de la comunidad internacional por su irresponsabilidad ante Afganistán.

(HispanTV)

Comentarios Facebook