A propósito de la entrada del grandeliga venezolano Miguel Cabrera al selecto club de peloteros que han conectado 500 jonrones o más en la Gran Carpa, un familiar mostró a un medio regional la humilde vivienda en la que este vivía en la ciudad de Maracay (Aragua), antes de convertirse en una gloria del béisbol.

Según relató su primo José Torres a El Siglo, Cabrera acostumbraba a jugar en la calle con sus amigos, en una cuadra en la que están ubicados los hogares de muchos de sus parientes.

«Es un ejemplo a que seguir por su constancia, su disciplina, por todo lo que ha hecho. (…) En verdad, él nos ha ayudado bastante y (…) se le agradece mucho«, dijo al rotativo.

Torres exhortó a los jóvenes venezolanos a seguir el ejemplo no solo de su primo, sino de otros grandeligas que, además de contar con una destacada carrera, son solidarios con el pueblo venezolano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook