El Ministerio de Transporte de Egipto ha ordenado que todos los trenes de Egipto deben mantener su último vagón completamente libre de pasajeros.

La decisión espera reducir el número de víctimas por colisiones de trenes al designar los vagones finales para transportar exclusivamente equipaje. Habrá medidas de cumplimiento establecidas para garantizar que los vagones estén bien asegurados y sin tripulación.

Según un informe de 2018 de la Autoridad Ferroviaria de Egipto, cada año se producen aproximadamente 1.000 colisiones de trenes en el país.

Recientemente se han invertido miles de millones de dólares en la modernización y mejora de la seguridad de los ferrocarriles de Egipto. Es una de las principales prioridades del Ministerio de Transporte.

El ministerio declaró a principios de este año que la infraestructura ferroviaria del país completará su modernización para 2023. Una vez finalizada, el ministerio anticipa que no habrá más causas estructurales para las colisiones de trenes y que el error humano será el único problema que quede por abordar.

La última gran catástrofe en los ferrocarriles de Egipto tuvo lugar en abril pasado. En aquel entonces, más de 15 personas resultaron heridas por un descarrilamiento de un tren en Sharqia, en el norte del país.

(Sputnik)

Comentarios Facebook