La política de medidas coercitivas unilaterales que ilegalmente impone Estados Unidos sobre Venezuela están soportadas en dos leyes promulgadas en 2014, indicó la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

En una alocución en la que expuso el informe presentado por las autoridades ante la Corte Penal Internacional en el que se demuestra la comisión de crímenes de lesa humanidad por parte de Washington sobre el pueblo venezolano, aseguró que estos dos instrumentos «sustentan todo este entramado del bloqueo criminal contra Venezuela».

En ese orden, precisó que la primera de ellas soporta el decreto de 2015 en donde el entonces presidente Barack Hussein Obama designó a Venezuela como «una amenaza inusual y extraordinaria» para la seguridad de su país, mientras que la segunda es la así llamada Ley de Ayuda y Asistencia a la Democracia y Desarrollo en Venezuela.

Con estas acciones, aseguró Rodríguez, la Casa Blanca pretendía «desconocer la voluntad del pueblo venezolano», que en 2018 reeligió para un segundo mandato al presidente Nicolás Maduro.

Para ello, la administración Trump se fijó como «objetivo político derrocar a un gobierno no alineado con sus intereses, no sometido a sus mandatos, a sus órdenes, no extorsionable» por medio de una arremetida «contra toda la población civil» que derivó en la comisión de «delitos de lesa humanidad».

«A ellos no les importa el sufrimiento que han causado al pueblo venezolano. Lo dicen: si hay que afectar a los niños, los afectamos; a mujeres, hombres, adultos mayores, a toda la población civil. No importa», añadió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook