El Gobierno de Haití ofreció este jueves 60.000 dólares a quienes ayuden a dar con el paradero de tres de los implicados en el asesinado del presidente del país, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio.

Se trata de Windelle Coq Thélot, Joseph Félix Badjo y John Joel Joseph, buscados por la Policía por su presunta participación en el asesinato de Moïse durante un ataque de al menos 26 mercenarios, en su mayoría colombianos, que entraron en su casa privada en Puerto Príncipe sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban al mandatario.

El anuncio fue hecho este jueves por Rockfeller Vincent, ministro de Justicia y Seguridad Pública, quien afirmó que la investigación del asesinato de Moïse es «una prioridad absoluta», y añadió que la impunidad no puede seguir reinando en la sociedad haitiana.

«Esto debe cambiar. Debe haber justicia para el presidente Moïse y para todas las personas activas en la sociedad que han sido asesinadas», dijo, citando como ejemplo el caso del presidente del Colegio de Abogados de Puerto Príncipe, Monferrier Dorval, asesinado el 28 de agosto del año pasado cerca de la zona residencial donde se ubica la casa de Moïse.

Vincent afirmó que la investigación sobre el asesinato de Moïse «avanza», señalando que la Dirección Central de la Policía Judicial ya ha enviado su informe a la Fiscalía, que lo ha remitido al Decanato del Tribunal de Primera Instancia.

«Las fuerzas de la oscuridad, los enemigos de la democracia en el país han asestado un duro golpe a la nación. Este asesinato sigue haciéndonos daño, pero no podrán matar el sueño y la visión de cambio presidente Jovenel Moïse», agregó.  

(EFE)

Comentarios Facebook