El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) alertó sobre el peligro de marejada, inundaciones y daños por vendaval tras la llegada del huracán Ida, que fue cobrando fuerzas en las últimas horas, a la costa norte del golfo de México.

Convertido en huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, Ida se localizaba a unos 120 km al sur de la boca del río Misisipi y a unos 235 km al sureste de Houma, Luisiana, hacia las 9:00 GMT, y avanzaba hacia el noroeste a unos 24 km/h con vientos máximos sostenidos de 220 km/h y rachas más fuertes.

El NHC pronostica que el huracán seguirá cobrando fuerza en las próximas 12 horas, tocará tierra este 29 de agosto por la tarde en la costa de Luisiana como huracán extremadamente peligroso, después de lo cual se va a debilitar rápido.

Según las previsiones, Ida traerá una peligrosa marejada ciclónica que, combinada a la marea alta, podría provocar la inundación de áreas normalmente secas cerca del litoral.

También conlleva el peligro de inundaciones repentinas por precipitaciones intensas en el sureste de Luisiana y el sur de Misisipi hasta el 30 de agosto, así como tornados en el este de Luisiana, Misisipi, el centro y sur de Alabama, y en el mango de Florida.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook