Lula da Silva carga contra el presidente de Brasil por incitar al pueblo a la violencia con la compra de armas, en un país donde cada 10 minutos ocurre un homicidio.

A través de un mensaje publicado el sábado en Twitter, el exmandatario y líder del Partido de los Trabajadores de Brasil criticó a Jair Bolsonaro por instar a la población a comprar fusiles, asegurando que “ya nadie puede soportar a un presidente enloquecido”.

Enfatizando que la prioridad del Estado debe ser la comida en la mesa del pueblo en lugar de un rifle, aseguró que el actual jefe del Ejecutivo está “desprovisto de cualquier rastro de humanidad”.

El viernes, Bolsonaro, cuya popularidad ha caído en picado por sus terribles políticas, incentivó a la población a armarse, declarando que “un pueblo armado jamás será esclavizado”.

Los señalamientos del Bolsonaro han suscitado duras críticas y condenas de las autoridades y de los círculos del gigante sudamericano.

Efectivamente, la​​​​ espiral de violencia en Brasil ha llegado a niveles alarmantes, a pesar de las restricciones por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Según revelaba el informe anual del Foro Brasileño de Seguridad Pública, publicado a principios de agosto, en 2020, más de 50 000 personas murieron de manera violenta, casi un 5 % más que el año anterior. La nota señala que el 78 % de esas muertes se debió a las armas de fuego en posesión de los ciudadanos.

(HispanTV)

Comentarios Facebook