El Barcelona desveló ayer una de las grandes incógnitas de cara a la actual temporada. Todos se preguntaban quién llevaría el dorsal ’10’, número que lució Leo Messi durante muchas temporadas. El elegido finalmente ha sido Ansu Fati. El club se lo propuso y el futbolista aceptó esa responsabilidad, que no será nada fácil.

En un princIpio se pensó en que Coutinho pudiera llevar el dorsal una vez se supo que iba a quedarse definitivamente en el club, pero el brasileño no estaba muy por la labor a pesar de la confianza que le había dado. No había muchos más candidatos y se decidió que debería llevarlo Ansi Fati.

Esta decisión demuestra la confianza que tiene el club en la progresión de este futbolista. Aunque solamente tiene 18 años, todos ven en él el jugador de referencia del futuro. Ahora está saliendo de una lesión después de haber estado más de deiz meses parado. Si demuestra un estado de forma como el que tenía cuando se lesionó, podrá cumplir la expectativas que se han creado con el 10 a la espalda.   

(marca.com)

Comentarios Facebook