El Gobierno de Cuba comenzó este viernes a vacunar a niños y adolescentes de edades comprendidas entre 3 a 18 años con sus propias vacunas contra el COVID-19.  

La directora de Ciencia e Innovación del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Ilena Morales, manifestó que la campaña de vacunación pediátrica debe finalizar el 15 de noviembre y será «gradual» e «intensiva». 

La misma es parte de una estrategia del Gobierno que fija la meta de llegar a noviembre con el 92,6 % de la población inmunizada, informó una nota de la Presidencia. 

El estatal Instituto Finlay de Vacunas realiza el ensayo clínico «Soberana Pediatría» con 350 personas de La Habana de entre 3 y 18 años de edad. 

Dicho esquema (dos dosis de Soberana 02 en intervalo de 28 días más una de Soberana Plus al día 56) ya demostró un 91,2 % de eficacia contra la enfermedad sintomática en su análisis fase III, según la institución científica. 

(EFE) 

Comentarios Facebook