Papelón mundial lo que se vivió en el duelo entre Brasil y la Selección Argentina. El partido por las Eliminatorias Sudamericanas se suspendió a los cinco minutos del primer tiempo a raíz del ingreso de las autoridades sanitarias locales para hacerles cumplir la ley a los jugadores albicelestes que actúan en la Premier League de Inglaterra. ¿El motivo? Acusaron a Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero de falsear sus documentaciones para ingresar a San Pablo y les solicitaron una cuarentena obligatoria.

Ante esta situación, la delegación argentina volvió a su vestuario y luego Lionel Messi y Lionel Scaloni salieron a buscar explicaciones al respecto. En una pequeña reunión con Neymar y Tite, más Juninho Pernambucano (mánager del seleccionado brasileño), dialogaron y expusieron sus argumentos ante el escándalo sucedido.

Tité tomó la palabra, y luego Messi dijo claramente «nos vamos». Juninho Pernambucano, mánager de la selección de Brasil, dijo: «Lo hicieron de una manera equivocada, pero avisaron antes que los jugadores estaban informados».

Luego, Messi comenzó a expresar su bronca: «No nos avisaron. Hace tres días que estamos acá. Hubiesen venido el primer día y no así», respondía hasta que lo interrumpió Tite: «¿No les avisaron?», y Leo volvió a repetir lo mismo. Scaloni sumó: «Juninho, ¿por qué no fueron a buscarlos al hotel?», y agregó: «La Conmebol dijo ‘Pueden jugar’. Se acabó, no me busques donde no hay. Te lo pido por favor», apuntando contra la autoridad de sanidad.

Para cerrar un tenso diálogo, Messi volvió a recalcar y corrigió: «Hace tres días estamos acá, ¿esperaron a que empiece el partido para venir? ¿Por qué no avisaron antes? Si no pasa nada, avisaban, se iban y listo. Tenían que ir al hotel«. Ahí fue cuando Casemiro lo frenó con unas palabras al oído, tapándose la boca, y todo finalizó con Leo regresando al vestuario.

(TyC Sports)

Comentarios Facebook