Las disidencias de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, enviaron una prueba de vida del coronel del Ejército Pablo Enrique Pérez, a quien la institución creía muerto.

En un video difundido por el canal televisivo Noticias Saravena, de la ciudad de Saravena en el departamento de Arauca (noreste, fronterizo con Venezuela), donde Pérez fue secuestrado en abril pasado, este dijo: «Hay que enfrentar las cosas y mientras yo esté aquí respirando, estamos vivos. A veces las cosas no son como parecen. Ojalá se pudiera llegar a una negociación. Los amo».

El uniformado aparece en una zona selvática, rodeado por presuntos miembros del Frente 28 de ese reducto de las FARC.

Previo al saludo del oficial a su familia, el supuesto comandante del grupo, Antonio Medina, negó la versión que el Ejército dio el viernes sobre el presunto asesinato de Pérez, a manos de ese grupo.

«Desmentimos contundentemente el falso positivo mediático que hizo el comando general del Ejército Nacional (…) donde se afirma irresponsablemente, y mintiéndole al país y a la familia, que el teniente coronel Pedro Enrique Pérez Arciniegas fue asesinado», dijo Medina.

Las disidencias de las FARC surgieron tras el acuerdo de paz entre el gobierno y esa guerrilla, en 2016.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook