A propósito de la entrada en circulación de la nueva expresión monetaria, el Banco Central de Venezuela difundió los elementos de seguridad presentes en el billete de 100 bolívares.

La especie, impresa en tonalidades de morado, será la de mayor denominación de cuantas comenzarán a circular el próximo 1 de octubre y dispondrá de 11 elementos que impedirán su falsificación.

Contará con una impresión sensible al tacto en la razón social, la imagen del prócer y el rectángulo, además de una marca de agua con la imagen de Simón Bolívar y el texto «BCV».

Adicionalmente, se incorporó una impresión de color negro tipográfica magnética, útil para su reconocimiento en máquinas lectoclasificadoras.

El billete de 100 bolívares también contará con lo que se conoce como «registro perfecto». En este caso, el texto «BCV» se complementa con las imágenes del anverso y el reverso observadas a trasluz.

Se incluyó un hilo de seguridad aventanillado de dos milímetros de ancho, en el que se lee el texto «BCV» cuando se mueve el billete.

Se agregó una imagen latente, que al ser expuesta a la luz, reproduce el texto «BCV».

Para impedir su impresión digital, el Banco Central diseñó un fondo antiescáner «con líneas muy finas», en el que aparecen dos microtextos: BCV para el anverso y «Banco Central de Venezuela» para el reverso.

El ente emisor añadió tinta flourescente en las ocho estrellas, así como en parte del imagen y del rectángulo donde aparece la denominación, que al ser observada bajo la luz ultravioleta, se tiñe de amarillo.

Finalmente, la imagen alusiva a los 200 años de la Batalla de Carabobo del reverso cuenta con «líneas muy finas» que dificultan su reproducción digital.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook