El presidente colombiano, Iván Duque, en su afán guerrerista y de acabar con la Revolución Bolivariana, se mostró en contra de que se eliminen o al menos se relajen las sanciones criminales que mantienen asfixiado al pueblo venezolano.  

“No creo que se pueda aflojar en ninguno de los mecanismos de presión, porque claramente estamos ante una dictadura que (…) es oprobiosa, es destructiva”, dijo en entrevista desde España. 

Para Duque las sanciones solo pueden eliminarse si el presidente Nicolás Maduro sale del poder. Esto va en contra de lo sugerido por EEUU, la Unión Europea y Canadá, que han advertido que podría venir una flexibilización en dichas medidas coercitivas, si se muestran “avances significativos” en las conversaciones que desarrollan en México el Gobierno de Venezuela y la oposición. 

Toda la presión que se deba hacer diplomáticamente para garantizar una elección presidencial cuanto antes transparente y con una rigurosa supervisión internacional, es un deber moral de la comunidad internacional, dijo el mandatario colombiano.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook