Políticos del partido Frente Amplio criticaron los dichos del presidente Luis Lacalle Pou hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). ‘En Órbita’ dialogó con el diputado Daniel Caggiani, de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja.

Durante su discurso, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou señaló que participar en la cumbre de la CELAC en México no significaba ser «complaciente» con países donde «no hay una democracia plena». Y manifestó su «preocupación» por lo que ocurre en naciones como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Políticos del Frente Amplio —principal partido opositor del Gobierno de coalición uruguayo— entienden que el discurso del mandatario fue una mala señal de política exterior, desentonando con la tradición del país.

«Fue otro exabrupto del presidente en una cumbre internacional. Creo que fue una posición más personal y partidaria que del país, en términos de posicionamiento histórico. Uruguay siempre ha sido profundamente latinoamericanista, con buena relación con todos los gobiernos regionales más allá de las diferencias ideológicas», dijo a En Órbita, el diputado Daniel Caggiani, de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja.

El entrevistado indicó que debido a la intervención de Lacalle Pou, la reunión derivó en una «confrontación innecesaria en un momento inoportuno y fuera del protocolo». Y además consideró que el jefe de Estado «perdió el foco» ante la cumbre.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, respondió a Lacalle Pou e indicó que este mostró su «desconocimiento de la realidad cubana» y lo acusó de imponer un «paquetazo neoliberal» en su país. La comunidad de uruguayos residentes en la nación caribeña también rechazó la postura de su compatriota.

En tanto, el venezolano Nicolás Maduro invitó al mandatario uruguayo y al paraguayo, Mario Abdo Benitez —quien también lo criticó— a «poner la fecha, el lugar y la hora» para discutir sobre democracia en América Latina.

Otro episodio de la cumbre fue la abrupta renuncia del excanciller argentino, Felipe Solá, durante su viaje a la cumbre. Fue sustituido en medio de la crisis política que golpea al Gobierno de Alberto Fernández tras la derrota sufrida en las elecciones primarias PASO del 12 de septiembre.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook