A juicio del filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela, la VI reunión de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) celebrada en México, que tenían cinco años sin reunirse al más alto nivel, fue una especie de respiro para los procesos de integración. 

“Y esta situación fue de esa manera, a pesar de que en la reunión estaba representada la derecha sumisa a los Estados Unidos y la que ve en la integración de los pueblos nuestroamericanos un peligro para su propia subsistencia”, dijo. 

Recordó el comunicador, en su programa Desde Donde Sea, que “los nuestroamericanos de alguna forma nos sentamos en los laureles en lo que tiene que ver con los procesos de integración y pensamos que ya eran una realidad ya concretada, finalizada, realzada y podíamos pasar a otra cosa”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook