El expolicía Rigoberto José Socorro Morán, uno de los asesinos del cacique yukpa Sabino Romero, “se entregó” recientemente ante las autoridades en Chile.  

De acuerdo con el portal de investigación La Tabla, el exfuncionario, quien cumplió condena de 6 años por el crimen perpetrado el 3 de marzo del 2013, entró a territorio chileno de manera ilegal a través de Colchane, Tarapacá, zona fronteriza norte con Bolivia y se presentó frente a los Carabineros. 

“Respecto de este ciudadano procederemos al proceso de expulsión del país particularmente si es que se confirman los antecedentes de ser autor o imputado del delito que se le asigna”, declaró el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, citó EFE.  

Medios de la región reseñaron que el hombre cumple con la cuarentena en una residencia sanitaria mientras terminan las diligencias de expulsión. 

El medio refirió que el exoficial de Machiques (una de los 6 implicados en el homicidio del líder indígena) no registra ninguna alerta de Interpol u orden de captura internacional. 

Sobre el caso, se supo que el autor material, Ángel Romero Bracho, alias “Manguera”, fue condenado en 2015 a 30 años de cárcel, sin embargo, y de acuerdo con información difundida en las redes sociales, también está en libertad y se localiza en Colombia. 

“Por varias vías se comenta que los ganaderos (quienes ordenaron el crimen) le entregaron miles de dólares a su cuñado Suárez para pagarle a los carceleros su salida a escondidas”, fue el mensaje que envió una fuente a La Tabla. 

Hasta el momento no se manejan reportes oficiales de la excarcelación.  

Ataque a Sabino Romero y a su esposa en la Sierra de Perijá 

El asesinato de Romero se ejecutó en 2013 por un grupo de sicarios en la región de la Sierra de Perijá, Zulia.  

En una nota de prensa, el Ministerio Público precisó que el cacique yukpa fue ultimado “cuando se encontraba en el sector Altos de Jalisco, donde presuntamente varios hombres a bordo de un vehículo le efectuaron múltiples disparos que le ocasionaron la muerte de manera inmediata”. 

La justicia venezolana condenó a Ángel Romero Bracho, autor material del hecho, a 30 años de prisión como pena máxima. Asimismo, a diez años de cárcel a Rigoberto Socorro, Jhon Petit, Eusquides Derizan, Delvis Cárdenas y Giovanny Delgado, quienes reconocieron su participación en el homicidio calificado en grado de complicidad, lesiones personales en detrimento de la pareja de Sabino Romero, así como asociación para delinquir.  

(LaIguana.TV)  

Comentarios Facebook