La participación de la primera ministra del Reino de Noruega, Erna Solberg, en la 76ª Asamblea General de la ONU, del pasado miércoles 22 de septiembre, podría ser un intento para sabotear el diálogo entre el Gobierno Bolivariano y la fracción más extremista de la oposición agrupada en la autodenominada Plataforma Unitaria.

Así lo explicó el portal de periodismo de investigación de datos abiertos La Tabla a través de su cuenta en la red social Twitter, donde indican que esto sería a raíz de su reciente derrota en los comicios electorales de su país, donde perdió contra el candidato laborista de izquierda, Jonas Gahr Støre.

Solberg habló de unas supuestas «graves violaciones de derechos humanos en muchas partes del mundo. Por ejemplo, en Venezuela». Estas declaraciones en la ONU provocaron un impasse entre Venezuela y la nación nórdica, ya que afectan el cumplimiento de las pautas ya firmadas en el memorando de entendimiento entre Gobierno de Venezuela y la autodenominada Plataforma Unitaria.

Por otro lado, La Tabla recordó el silencio de Solberg sobre Venezuela desde 2016 «para preservar la imagen del país como promotor de la paz y facilitador ‘neutral’. Pese a que en abril de 2016 expresó respaldo a las acciones de Leopoldo López, cuando le entregó un premio a su esposa, Lilian Tintori».

Después de un mandato de ocho años, Solberg fue derrotada en unos comicios celebrados el pasado lunes 13 de septiembre cuando obtuvo el 20.4% de los sufragios ante el 26.3% de Jonas Gahr Støre.

Finalmente, La Tabla indicó que Jonas Gahr Støre «será el líder del Partido Laborista (socialdemócrata), Jonas Gahr Støre, quien podrá formar gobierno en una alianza con el Partido Centrista y el Partido de Izquierda Socialista, con lo que sumaría 89, es decir, cuatro más de los requeridos para ser mayoría».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook