La pasada semana concluyó la expedición Inspiration4, la primera excursión orbital de tres días organizada de forma privada por la empresa Space X, de Elon Musk, y que tuvo la presencia de cuatro astronautas no profesionales. Pero ahora se ha descubierto que no estaban solos.

Jared Isaacman, uno de los pasajeros, reveló que al viaje se llevó un xenomorfo, es decir, un extraterrestre como el de la película Alien: el octavo pasajero, solo que en este caso era el quinto.

«Este es un xenomorfo y es amigable, aún no nos ha atacado», dijo Isaacman. En efecto, se trata de un juguete, que replica al inquietante ser que se adhiere al rostro de John Hurt en la película.

No fue el único juguete que orbitó en el espacio. Tal y como recoge Gizmodo, los pasajeros llevaban un peluche en honor al hospital de niños St. Jude, que sirvió como mascota de la misión para revelar ante las cámaras cuando ya se encontraban sin gravedad.

Además, también viajó una figura Funko Pop! inspirada en los nuevos astronautas de Inspiration4, tal y como reveló la propia firma de muñecos en su cuenta de Twitter.

Este ha sido el primero de varios vuelos espaciales privados que la compañía de Elon Musk está planeando para los próximos años, y el próximo está programado para principios de 2022.

(20 Minutos)

Comentarios Facebook