Colombia va por el quinto aniversario del Acuerdo Final de Paz que puso fin a un conflicto de medio siglo con las FARC. Sin embargo, cifras aportadas por diferentes organizaciones demuestran la lentitud del Gobierno en cumplir con lo pactado y la continuidad de muertes, secuestros y desplazamientos en varias zonas del país.

El acuerdo firmado entre el Gobierno de Colombia y representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) el 26 de septiembre de 2016 y refrendado el 24 de noviembre fue un mojón en la historia colombiana, al sentar las bases para el final del conflicto armado que el país arrastraba desde hacía más de medio siglo.

Sin embargo, a cinco años de aquel acuerdo, la paz falla por todos lados. La permanencia de algunos grupos disidentes de la guerrilla, la existencia de organizaciones paramilitares y el asesinato de líderes sociales y excombatientes desmovilizados alarman a los colombianos, en especial en los territorios rurales del país.

Un repaso por algunas cifras posteriores a los acuerdos de paz basta para comprender el problema que ha recrudecido durante la gestión del actual presidente colombiano, Iván Duque.

Diez cifras alarmantes de Colombia a cinco años de los Acuerdos de Paz:

Se lleva cumplido menos de un tercio del acuerdo

Desde que se firmó el acuerdo, el Instituto Kroc de la Universidad de Notre Dame está encargado de hacer un monitoreo de su estado de cumplimiento. El quinto informe del instituto indica que hasta finales de 2020 solo se había completado el 28% de lo acordado en 2016.

Más de 200 excombatientes asesinados luego del acuerdo

Desde el 24 de noviembre de 2016 y diciembre de 2020, fueron asesinados 246 excombatientes de las FARC que se encontraban «en proceso de reincorporación a la vida civil», de acuerdo a un relevamiento del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Más de 1.000 líderes sociales asesinados luego del acuerdo

El asesinato de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos se ha convertido en uno de los mayores flagelos en Colombia. Solo entre noviembre de 2016 y abril de 2021, fueron asesinados 1.116 líderes sociales, de acuerdo a datos de Indepaz. Solo durante el Gobierno de Iván Duque, asesinaron a 768.

Más de 600 muertos en masacres en dos años

Las masacres, entendidas como eventos en los que se asesina a más de dos personas, mantienen cifras preocupantes. Según datos de Indepaz, en 2020 se registraron 91 masacres con 381 víctimas en total. Al 21 de septiembre de 2021 se habían cometido 72 masacres con 258 fallecidos.

Casi 5 millones de desplazados por el conflicto

Colombia es el país con el mayor número de desplazados internos del mundo, según cifras de la Agencia de la ONU Para los Refugiados (ACNUR), con 8,3 millones desde 1985. A diciembre de 2020, Colombia todavía lidiaba con 4,9 millones de personas desplazadas en el interior de su territorio, según datos del Centro Internacional de Monitoreo de Desplazamientos. Solo en 2020, el país sumó más de 100.000 nuevos desplazamientos.

2.500 disidentes de la FARC siguen movilizados

De acuerdo a estimaciones hechas por Indepaz, las disidencias de las FARC— es decir, los excombatientes que no se plegaron al acuerdo— engloban cerca de 2.500 efectivos, no más del 15% del poder político y militar que la organización tenía antes de dejar las armas.

Aún quedan en Colombia unos 3.500 paramilitares

Los paramilitares, integrantes de grupos armados creados originalmente para combatir a la guerrilla, pero que luego se vincularon con la violencia y el narcotráfico, manejan en la actualidad cerca de 3.500 efectivos, de acuerdo a Indepaz. El Clan del Golfo, también conocido como Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), controla al 75% de estos paramilitares.

A este ritmo, a Colombia tardaría más de 40 años en indemnizar a víctimas

La lentitud del Estado colombiano en cumplir con las indemnizaciones a las víctimas queda de manifiesto en una temible estimación de la organización Open Democracy: a Colombia le tomará 43 años indemnizar a las familias desplazadas por el conflicto si continúa a este ritmo de cumplimiento.

La producción de cocaína no para de crecer

A pesar de los supuestos esfuerzos para combatir la plantación de coca, datos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito indican que la producción de droga ha crecido hasta ser de entre 1.200 y 2.000 toneladas entre 2018 y 2021.

Más de 800.000 nuevas víctimas desde 2016

Aunque los números registrados como víctimas del conflicto han disminuido, entre 2016 y 2021 se contaron 864.815 nuevas, de acuerdo al Registro Único de Víctimas de Colombia. Estas se dividen entre homicidios, secuestros y desapariciones forzadas.

(Sputnik)

Comentarios Facebook