La Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), constituida para investigar las negligencias del Gobierno de Brasil durante la pandemia de la COVID-19 causada SARS-CoV-2, ha centrado sus indagaciones en la red hospitalaria Prevent Senior, la cual se dedica a la atención de ancianos y que presuntamente pudo proporcionar «medicamentos sin eficacia científica comprobado» contra el virus. 

De acuerdo con un reportaje de la agencia RT, existen sospechas de que la compañía administró estos fármacos sin preguntar a sus pacientes o parientes y además el jefe de Estado sale salpicado en este contexto. 

Ahora bien, ante este escenario el Ministerio Público de Sao Paulo conformó un equipo para realizar las averiguaciones sobre el desempeño de la red hospitalaria y determinar si los pacientes que resultaron fallecidos fueron después de ingerir las medicinas.

Un dato a considerar es que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) recomienda el empleo de fármacos con hidroxicloquina para, por ejemplo, la artritis o la malaria, no para tratar o prevenir la COVID-19. 

Médicos presionados por Prevent Senior y denunciaron uso de pacientes para un estudio de  fármacos

El medio se refirió a la reseña de Globonews, el cual subrayó sobre las presiones a las que se vieron sometidos unos 15 médicos que atienden a pacientes contagiados con el virus en Prevent Senior, para prescribir cloroquina, azitromicina, ivermectina y flutamida.

A mediados de este septiembre, los galenos consignaron ante el CPI un documento en el que denunciaron que, por «supuestos intereses políticos», Prevent Senior utilizó a pacientes en experimentos de un estudio de los fármacos. 

Asimismo, la compañía para presentar una “estadísticas mejores” obvió la muerte de aproximadamente siete personas que cumplieron tratamiento con hidroxicloroquina.

Los doctores aseguraron que el denominado «gabinete paralelo», es decir, expertos y asesores del mandatario Jair Bolsonaro durante la pandemia en paralelo al Ministerio de Salud, además de estar al tanto de la situación siguió las prácticas de la empresa. 

¿Bolsonaro en defensa de los fármacos? 

Mientras que Bolsonaro difundió el año pasado el estudio de Prevent Senior a través de plataformas digitales y lo calificó como un caso de éxito. 

Igualmente, mencionó que no se contabilizaron víctimas fatales entre a aquellos que se les administró hidroxicloroquina, en tanto que cinco que no ingirieron  medicamentos fallecieron.

Sin embargo, los datos que emitió el gobernante contrarían los siguientes reportes oficiales del estudio cuando se explicó que dos personas murieron. No obstante, el informe de septiembre entregado a la CPI registra una subnotificación de fallecidos. 

«Prevent Senior niega y repudia denuncias sistemáticas y mentirosas»

El portal G1 publicó que la citada red hospitalaria rechazó los señalamientos e indicó estar dispuesta a cooperar con  el Ministerio Público.

«Prevent Senior niega y repudia las denuncias sistemáticas y mentirosas dichas de manera anónima en la CPI y en la prensa», declararon. A su vez, apuntaron que se encargará de tomar las acciones legales para aclarar “los hechos y reparar los daños a su imagen». 

Por su parte, el director de Prevent Senior,Pedro Benedito Batista Júnior afirmó recientemente ante la CPI que el dossier expuesto por los galenos tenía «irregularidades». 

Se estima que el próximo martes declare en la comisión parlamentaria la defensora jurídica de los médicos que efectuaron la denuncia contra la compañía, Bruna Morato. 

Gobierno en la mira por apoyo a los fármacos  

RT puntualizó que el apoyo que mostró la Administración  de Bolsonaro a la cloroquina fue uno de las razones primordiales que llevaron a la renuncia de dos ministros de Salud, Luiz Henrique Mandetta y Nelson Teich. 

Inclusive la reconocida revista científica Science, la cual responsabilizó en abril al Gobierno por el desarrollo del virus en el gigante del Sur, aludió al impulso “de tratamientos sin resultados probados como parte del fracaso del Ejecutivo en la lucha contra el virus”. 

No conforme a todo lo descrito, durante su alocución en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Bolsonaro nuevamente salió a la defensa de los medicamentos: «No entendemos por qué muchos países se posicionaron contra el tratamiento precoz. (…) Yo mismo fui uno de esos pacientes que hizo el tratamiento inicial. (…)  La historia y la ciencia sabrán responsabilizar a todos». 

En la actualidad Brasil ocupa el quinto país con 21.351.972 de contagios, 594.443 muertos por causa de la COVID-19.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook