Este domingo 26 de septiembre el alcalde del municipio Iribarren, Luis Jonás Reyes Flores, informó que fue separado de su cargo el efectivo involucrado en tratos crueles y denigrantes cometidos contra una persona que se hallaba detenida en la sede de la Policía Municipal de Iribarren.

Igualmente, señaló que ofrecerá todo su apoyo a la solicitud de investigación realizada por el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

Comentarios Facebook

“Nosotros queremos pronunciarnos con relación a un hecho aislado que ha ocurrido con un funcionario de la Policía Municipal de Iribarren y queremos decir que hemos tomado la decisión, en función a la potestad que me dan las leyes y las ordenanzas como Comandante de la Policía, de separar de manera inmediata del cargo a este compañero y, por supuesto, acompañar la solicitud de investigación que ha realizado el propio fiscal general de la República, Tarek William Saab”, indicó el burgomaestre.

“No vamos a permitir que un hecho aislado empañe el esfuerzo que hemos estado haciendo para transformar nuestro municipio Iribarren y, sobre todo, las instituciones que conforman nuestra Alcaldía”, agregó.

Según Reyes Flores, el servicio policial del municipio debe estar a disposición de todos los ciudadanos y debe encargarse, ante todo, de resguardar sus bienes y de garantizar su integridad física.

“Esta acción no puede perjudicar el comportamiento del resto de nuestros funcionarios, hombres y mujeres, insisto, que están al servicio del colectivo”, recalcó.

“Con las acciones que estamos tomando no van a volver a ocurrir y nosotros podemos decirle a la colectividad que cuenta con la Policía del Municipio Iribarren para el trabajo, para fortalecer el acompañamiento en los territorios y, por supuesto, para garantizar mejores condiciones de vida para nuestro pueblo”, continuó.

Este mismo domingo Saab ordenó una investigación para esclarecer estos hechos irregulares. 

Mediante su cuenta en la red social Twitter, el titular del Ministerio Público (MP) compartió además un video en el que se observa el momento en el que un oficial patea a uno de los aprehendidos que se encuentran en el suelo.

El fiscal, en este sentido, señaló que en Venezuela “se prohíben los tratos inhumanos y degradantes”.

Subrayó que un ciudadano que es detenido y sometido a la autoridad “no debe ser objeto de estas cobardes acciones”. El MP designó a la Fiscalía 21 de Lara para que investigara este caso.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook