La demanda mundial de crudo dejará de crecer a partir de 2035, pronosticó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su informe anual World Oil Outlook (WOO). 

«Se espera que el crecimiento anual promedio se desacelere significativamente (…) durante el período 2030-2035. Después de eso, las proyecciones indican que prácticamente no habrá crecimiento, lo que apunta a un período relativamente largo de estancamiento de la demanda de petróleo a nivel mundial», dice el documento. 

La OPEP estima que la demanda mundial de petróleo crecerá en 2,6 millones de barriles al día (mb/d), entre 2020 y 2025, para aumentar en 0,6 mb/d entre 2025 y 2030, y en 0,3 mb/d entre 2030 y 2035. 

El organismo señala que la demanda de crudo alcanzará su máximo en 2025 en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tras lo cual caerá en un 8% en el periodo entre 2020 y 2045. 

Mientras tanto, en el resto de países se espera que la demanda de crudo se intensifique en ese periodo de tiempo. 

El pronóstico para Rusia es que también alcance su máximo de demanda en 2025 para mantenerse estable durante los siguientes 15 años. 

La OPEP prevé que la demanda de recursos energéticos aumente gradualmente hasta el 28% para 2045. 

Además, las proyecciones indican que la demanda mundial de energía aumentó a 275,4 millones de barriles de petróleo equivalente por día (mbep/d) en 2020 y crecerá a 352 mbep/d en 2045. 

De acuerdo a los pronósticos, el primer puesto en la estructura del equilibrio energético mundial seguirá siendo del petróleo pero en 25 años, el gas natural superará al carbón ocupando así el segundo lugar. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook