La tarde de este martes 28 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro insistió en la necesidad de recuperar las condiciones del país, para que todos los venezolanos que han migrado al extranjero y hoy son víctimas de tratos xenófobos y discriminatorios, puedan regresar. 

En ese orden, el mandatario se refirió a los maltratos que han recibido venezolanos en Chile: «Los desprecian, los humillan, los persiguen, los agreden, les queman las pertenencias». Asimismo, contrastó ese comportamiento con el trato que se le brinda a los extranjeros en Venezuela. 

«Aquí no se persigue ni se discrimina a nadie ni se le queman las pertenencias. Ni que sean chilenos, peruanos, colombianos, ecuatorianos, como han hecho con este grupo de venezolanos, persiguiéndolos, humillándolos, atacándolos públicamente, llamándolos delincuentes», apuntó en una jornada de relanzamiento de la Misión Transporte. 

A su juicio, «no hay cosa más importante en la vida de un ser humano, de una familia, que sentirse tranquilo en su tierra, que sentirse querido por su familia, por sus vecinos; que poder caminar por las calles y que nadie le grite: ‘sucio’, ‘venezolano'». 

El Jefe de Estado también reconoció que esos epítetos despectivos, en su parecer alentados por «la derecha pinochetista chilena», le causaban indignación porque, reiteró, «Venezuela no es xenofóbica». 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook