Luego de que Facebook y sus plataformas Instagram y WhatsApp sufrieron este lunes una masiva interrupción que afecta a decenas de millones de usuarios en el mundo, el Gobierno de Estados Unidos manifestó que se encuentra al tanto de la situación y monitoreando lo ocurrido.

“Somos conscientes de la situación, la estamos monitoreando”, señaló la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una conferencia de prensa. Poco después de las 10:00 a. m. de este lunes (hora colombiana) las plataformas sufrieron una caída que ahora (4:55 p. m. hora local) tiene una recuperación paulatina en algunos países.

“Sabemos que mucha gente tiene problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos”, dijo el portavoz de Facebook en Twitter, haciéndose eco de declaraciones similares de Instagram y WhatsApp.

Aunque es rara una interrupción de grandes proporciones que afecta a las tres plataformas, cada una con miles de millones de usuarios, las aplicaciones se ven obligadas a desconectarse regularmente por problemas técnicos. Otras redes experimentaron un aumento de usuarios ya que la interrupción persistía desde hacía varias horas.

“Los registros están subiendo en Signal (¡bienvenidos todos!)”, escribió la aplicación de mensajería en Twitter, que todavía estaba funcionando.

“También sabemos lo que es trabajar durante una interrupción y deseamos lo mejor para los ingenieros que trabajan para devolver el servicio en otras plataformas”, agregaron.

“Facebook y sus propiedades relacionadas desaparecieron de Internet en una ráfaga de actualizaciones de BGP (siglas en inglés para Protocolo de Puerta de Enlace)”, tuiteó John Graham-Cumming, director de tecnología de la empresa web Cloudflare.

Agregó que minutos antes de que los servicios se desconectaran hubo “una gran cantidad de (…) cambios (principalmente retiros de rutas)”.

La interrupción se produce un día después de que una mujer que filtró a las autoridades estadounidenses documentos de Facebook que afirman que sus productos alimentan el odio y dañan la salud mental de los niños, apareciera en la televisión para revelar su identidad.

Al ser preguntada de la entrevista que Frances Haugen había concedido el día anterior, Psaki dijo que «esa es solo la última de una serie de revelaciones sobre las plataformas de redes sociales que dejan en claro que la autorregulación no funciona».

Haugen, una experta en datos de 37 años, trabajó para empresas como Google y Pinterest y dijo que Facebook es “sustancialmente peor” de que lo que había visto antes.

Tormenta

La mayor red social del mundo quedó envuelta en una tormenta a causa de Haugen. Además congresistas y el diario The Wall Street Journal detallaron cómo Facebook sabía que sus productos, incluyendo Instagram, estaban dañando a las niñas, especialmente en lo que respecta a la imagen corporal.

“Creo que por fin ahora los políticos, quizás la Casa Blanca, y otros líderes puedan ver a alguien como Frances Haugen y decir…’Ahora nos incumbe a nosotros, Facebook no se corregirá por sí misma’”, dijo Nora Benavidez, experta en derecho digital.

Nick Clegg, vicepresidente de Facebook en materia política y asuntos mundiales, rechazó vehementemente que las plataformas de la empresa sean “tóxicas” para los adolescentes.

Clegg se pronunció días después de una tensa audiencia en el Congreso en la que los legisladores interrogaron a ejecutivos de Facebook sobre su impacto en la salud mental de los usuarios más jóvenes.

La propia Haugen deberá presentarse el martes ante el Congreso para prestar testimonio sobre el tema. Los senadores pusieron la semana pasada en aprietos a Antigone Davis, jefa de seguridad de Facebook, por un informe de la propia empresa sobre los potenciales daños de las aplicaciones.

Davis dijo a los legisladores que una encuesta mostró que Instagram es generalmente muy beneficiosa para chicos de 12 años con problemas de ansiedad, tristeza o desórdenes alimentarios.

(AFP)

Comentarios Facebook