La crisis generada en Reino Unido por la falta de mano de obra calificada ha generado una grandísima escasez de alimentos y encarecimiento del gas natural, lo que afectará notablemente a los ciudadanos más pobres con la llegada del invierno.

El comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela señaló que la proximidad del invierno hace que la crisis del combustible se haga particularmente alarmante para las familias más pobres, que no tienen como pagar el gas ni la calefacción. “El gobierno promete ayudar a los más pobres, pero no especifica cómo y ya el frío está llegando”, dijo.

A juicio del comunicador, la causa de todo este problema, asumida públicamente, es la falta de camioneros “pero la razón real parece ser más bien el racismo  con el que se tomó la decisión de salir de la UE a partir el Brexit: no queremos extranjeros, ahora hay menos extranjeros, y colapsaron”.

(Laguana.TV)

Comentarios Facebook