Independientemente del lugar donde sufrieron el abuso sexual por parte de los pedófilos de la Iglesia católica francesa, las víctimas refieren un mismo patrón: el miedo a denunciar, la vergüenza por hablar, es decir, mantienen el silencio, la culpa y el trauma, que queda de por vida.

Esta es una de las conclusiones más importantes del informe, de 2500 páginas, que puso a desnudo la pedofilia en la Iglesia católica de Francia.

El filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela mostró en su programa Desde Donde Sea, un video de la agencia RT donde se puntualiza que la investigación contra la pedofilia en la Iglesia no solo se ha realizado en Francia, sino que, en las últimas décadas, también se ha llevado en EEUU, Australia, Alemania e Irlanda.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook