Tarek William Saab, fiscal general de la República, informó este miércoles que la autopsia practicada al cuerpo del general Raúl Isaías Baduel corroboró que falleció por efecto de la COVID-19.

«Tuvo una crisis respiratoria que le dio –como consecuencia final, producto del avance del COVID-19 que tenía–, un paro respiratorio», detalló el funcionario en entrevista concedida al periodista Vladimir Villegas.

Saab desestimó las versiones de algunos familiares del exministro de Defensa, que en las redes sociales incluso negaron que se hubiera contagiado con el coronavirus y acusaron al gobierno de asesinarlo.

Al respecto, relató que tras hacerse público «el lamentable suceso», un fiscal del Ministerio Público «con competencia plena que labora en temas de derechos humanos estuvo presente, junto con autoridades» del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamef), mientras se realizaba la autopsia.

Además, sostuvo que la viuda Baduel, Cruz María, estaba al corriente del estado de salud del militar, pues él mismo le envió fotografías de su cónyuge para que estuviera informada de su estado físico, así como de los correspondientes reportes médicos que confirmaban tanto el diagnóstico como su evolución clínica.

«Solo informo que ellos no están diciendo la verdad, a pesar de tener la documentación que se le entregó vía chat y que lo va a corroborar hoy. (…) Porque esto está y si ellos desean una segunda autopsia con médicos privados, que ellos pueden enviar, lo pueden hacer», añadió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook