Un alto mando castrense persa asegura que Irán “cegará los ojos” a cualquier agresor que busque invadir los intereses de la República Islámica.

En una ceremonia celebrada con motivo del Día de la Armada del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el comandante de la Marina de este cuerpo militar élite, el contralmirante Alireza Tangsiri, enumeró el martes algunas de las confrontaciones de la Revolución Islámica con la arrogancia global, en particular, frente a Estados Unidos.

Al respecto, recordó que la Armada iraní en el Golfo Pérsico ha llevado a cabo varias operaciones exitosas contra los invasores estadounidenses, en las que se ha roto la hegemonía del país norteamericano en el Golfo Pérsico.

Es más, dejó claro que el país persa nunca comenzó una guerra en el Golfo Pérsico, aunque los estadounidenses estaban apuntando a los petroleros, plataformas y terminales petroleras iraníes. No obstante, destacó, las Fuerzas Armadas se refrenaron, asegurando que las agresiones norteamericanas no se quedaran sin respuesta.

“Hoy, la Armada del Ejército de la República Islámica y el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica cortarán el brazo, romperán la pierna y cegarán los ojos a cualquier invasor que busque invadir los intereses”, del país persa, alertó.

En los últimos años, las fuerzas navales del Ejército y del CGRI han incrementado su presencia en las aguas internacionales para proveer la vigilancia de seguridad de las rutas navales ante los ataques piratas, así como, para hacer frente a los barcos estadounidenses que violan repetidamente la soberanía de las aguas jurisdiccionales de Irán, especialmente en el Golfo Pérsico.

Las Fuerzas Armadas iraníes siguen reiterando constantemente que no buscan una guerra con ningún país, pero advierten que responderán a la más mínima intención de socavar la seguridad del país persa, especialmente en el Golfo Pérsico, que es considerado una de las líneas rojas de la República Islámica.

(HispanTV)

Comentarios Facebook