La arquidiócesis de Villavicencio, Departamento del Meta, en Colombia, anunció en abril del 2020 que suspendió a 19 sacerdotes sindicados de operar una red de abuso sexual contra menores de edad con extensiones desde Colombia a EEUU e Italia. 

Miguel Ángel Pérez Pirela recordó en su programa Desde Donde Sea que en esa ocasión la Arquidiócesis emitió un comunicado en el que los jerarcas de la iglesia solicitan apoyo a la Fiscalía para que se iniciaran las pesquisas formales, sin prescindir de las instancias de administración de justicia del Vaticano. 

La investigación se ordenó y se solicitó “siguiendo los lineamientos dados por el Papa Francisco y la Conferencia Episcopal colombiana de tolerancia cero con los abusos sexuales por parte de clérigos”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook