El Gobierno de Argentina resolvió este martes retrotraer al 1 de octubre pasado y congelar por tres meses los precios de los alimentos y otros productos de consumo masivo para poner un freno a la inflación, uno de los principales problemas macroeconómicos del país suramericano. 

«A partir de ahora está vigente una resolución, que será publicada mañana en el Boletín Oficial, que contiene casi 1.500 productos en todo el país, con los precios al 1 de octubre, que es de obligatorio cumplimiento para todas las cadenas productoras y comercializadoras», dijo a la prensa el secretario de Comercio Interior de Argentina, Roberto Feletti. 

La medida fue adoptada tras una reunión con empresarios del sector de producción y comercialización de alimentos y otros productos de consumo masivo. 

Según Feletti, el Gobierno notó «bastante consenso» entre los empresarios para avanzar con la congelación de precios y sólo fueron objetados 139 productos de una lista de unos 1.500. 

El secretario de Comercio Interior dijo que esta medida permite «asegurar por lo menos por los 90 días que vienen cierta estabilidad en esta canasta» de productos. 

De acuerdo con los últimos datos oficiales disponibles, la persistente alta inflación en Argentina creció en septiembre pasado el 52,5% interanual y acumuló en los 9 primeros meses del año un alza del 37%. 

En particular, para el conjunto de alimentos y bebidas, se registró en septiembre un aumento interanual del 53,4% y un alza acumulada en lo que va del año del 36,6%. 

Según Feletti, en la primera quincena de octubre se registró una «aceleración de precios» en alimentos y productos de limpieza e higiene personal, con subidas de entre el 10% y el 25%. 

(EFE) 

Comentarios Facebook