El departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que el pasado 7 de octubre, un gran jurado federal del Distrito Sur del estado de Florida imputó al diputado José Gregorio Vielma Mora y a otras cuatro personas por su presunta participación en «el lavado de las ganancias de los contratos para proporcionar alimentos y medicinas a Venezuela que fueron obtenidos a través de sobornos», según consta en un reporte difundido por la División de Investigación Criminal este jueves.

Citando documentos judiciales, se precisa que además de Vielma, habrían participado del supuesto esquema de corrupción cuatro ciudadanos colombianos identificados como Álvaro Pulido Vargas, alias «El Alemán»; Enrique Rubio González, alias «Cuchi»; Emmanuel Enrique Rubio González y Carlos Rolando Lizcano Manrique. Además, involucran en el caso a la venezolana Ana Guillermo Luis.

Concretamente, se les acusa «por su presunto papel en el lavado de las ganancias de un esquema de soborno para obtener y retener contratos inflados a través del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP)», programa del Estado venezolano, que, de acuerdo con la versión del Gobierno estadounidense, además de distribuir alimentos, también distribuye medicinas al pueblo venezolano.

En el relato de la acusación referido por División de Investigación Criminal del departamento de Justicia de Estados Unidos, «a partir de julio de 2015 o alrededor de esa fecha y hasta al menos 2020», Vielma Mora y los otros imputados habrían conspirado con terceros «para lavar las ganancias de un esquema de soborno ilegal» utilizando «cuentas bancarias ubicadas en Antigua, Emiratos Árabes Unidos y en otros lugares –no mencionados– hacia y a través de cuentas bancarias en los Estados Unidos».

Siempre siguiendo esta versión, «los acusados y sus co-conspiradores inflaron a sabiendas los costos de los contratos para pagar los sobornos y enriquecerse injustamente» y habrían transferido desde o hacia los Estados Unidos 180 millones de dólares de los más de 1.600 millones que supuestamente habrían recibido del Estado.

Todos los imputados enfrentarían procesos judiciales por separado, en los que hipotéticamente tendrían que hacer frente a un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y cuatro cargos más. De ser encontrados culpables, enfrentarían una pena máxima de 100 años de cárcel.

A pesar de que el Gobierno estadounidense alega que este presunto esquema de corrupción y lavado de activos asociado a los CLAP inició a mediados de 2015, lo cierto es que el programa gubernamental venezolano fue fundado el 3 de abril de 2016.

Además, aunque en el documento del departamento de Justicia se indica que el caso «fue investigado por la DEA Miami con la ayuda de la Oficina de Campo del FBI en Miami y la Oficina de Campo de Investigaciones de Seguridad Nacional de Miami», no se justifica por qué una agencia cuya finalidad declarada es la investigación de delitos de narcotráfico se encargó de investigar un supuesto caso de corrupción.

Tampoco se explicitó cómo Vielma, que fue gobernador del estado Táchira entre 2013 y 2017, y luego ejerció como Ministro de Comercio Exterior por un breve lapso entre 2017 y 2018, pudo articular un esquema de corrupción que duró al menos cinco años, para presuntamente hacerse de contratos públicos y lavar dinero con los acusados y otros «co-conspiradores» cuyos nombres no fueron revelados.

En el reporte también se omiten los detalles sobre el papel de los otros acusados, incluyendo a los cuatro ciudadanos colombianos, que aún siendo imputados por los mismos cargos que el funcionario venezolano, no han ejercido cargos públicos en Venezuela ni han sido relacionados con el empresariado local.

Lo que sí se apuntó es que será un juez federal el que «determinará cualquier sentencia, después de considerar las pautas de sentencia de los Estados Unidos», así como «otros factores legales» no especificados.

La acusación está a cargo del abogado litigante Alexander J. Kramer de la Sección de Fraudes de la División de lo Penal y del Fiscal Federal Auxiliar Kurt K. Lunkenheimer del Distrito Sur de Florida.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook