El capo del narcotráfico Dairo Úsuga, alias «Otoniel», y uno de los delincuentes más buscados de Colombia, fue capturado el pasado sábado 23 de octubre en la espesa selva del Nudo de Paramillo, donde dormía en el suelo oculto entre los arbustos y comiendo animales salvajes.

Según detalles divulgados por el director del Policía, general Jorge Vargas, alias «Otoniel» estaba cercado por ocho anillos de seguridad formados por las autoridades, que se movían entre 1 y 3 kilómetros de distancia del sitio exacto de ubicación del capo.

Funcionarios de inteligencia realizaron trabajos de campo en la zona que determinaron que las mismas comunidades fueron identificando a Úsuga y revelando qué camino tomaba en su huida.

El narco fue capturado en una zona apartada entre los cerros Yoki y Azul. Al lugar acudieron 150 unidades de inteligencia, compuestas por más de 500 funcionarios de comisiones mixtas, 50 expertos en inteligencia satelital y se requirió el patrullaje aéreo de 22 helicópteros, reseñó Semana.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook