Una inusual «chimenea» en la tienda de acampar fue captada cuando el presidente ruso, Vladímir Putin, y el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, fueron de pesca a la taiga siberiana el mes de septiembre.
 
En las imágenes difundidas se puede ver una «chimenea» instalada en uno de los lados de la tienda de acampar. Lo inusual era que esa «chimenea» que parecía estar pintada era realmente un angosto calefactor flexible eléctrico que, de hecho, calentaba.
 
«Por cierto, calienta, en vano se ríe, calienta, vea que de verdad calienta», explicó Putin entre risas al ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú quien comentó que da un ambiente «acogedor».
 

 

Comentarios Facebook