Una explosión seguida de incendio de un auto generó conmoción en el barrio porteño de Recoleta, en la tarde de este lunes. Fueron afectados, además, otros dos vehículos y los bomberos de la Ciudad de Buenos Aires debieron acudir rápidamente para apagar las llamas.

El hecho fue reportado cerca de la esquina de José Antonio Cabrera y Anchorena, donde primero se escuchó una fuerte explosión y luego se vio cómo un taxi- marca Fiat modelo Siena- avanzaba con lentitud y completamente incendiado sin un conductor a bordo. Este vehículo chocó contra otro que también resultó incendiado, mientras un tercero fue afectado en menor medida, sufrió el derretimiento de plásticos y de parte de la carrocería en el frente.

Minutos más tarde se produjo el estallido del tubo almacenador de GNC del vehículo de alquiler, lo que produjo la rotura de varias fachadas de inmuebles, vidrios y cortinas.

El conductor del taxi, de 64 años, se bajó del auto apenas percibió el principio de incendio, pero no pudo evitar que sus manos fueron atacadas por el fuego, por lo que debió ser asistido en el lugar por personal del SAME.

El director del SAME, Alberto Crescenti, precisó a la prensa que no fue necesario trasladar al taxista a un centro asistencial. Asimismo, aseguró que el conductor “vio que se prendía fuego el auto y tuvo tiempo de bajarse”, y agregó que «aparentemente iba solo”.

Una vecina que vive próxima al sitio donde se produjo la explosión, dijo, en declaraciones a la televisión que sintió un ruido muy fuerte y que los bomberos de la Ciudad del cuartel de Recoleta “llegaron rápido y entraron a contramano por la calle Paraguay”.

Otra vecina, Paula, agregó que «los restos del auto que explotó quedaron esparcidos sobre la calle Cabrera. El auto sobre el que chocó también quedó quemado», se trata de un Chevrolet Agile.

(Página 12)

Comentarios Facebook