La Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) del Senado de  Brasil aprobó este martes 26 de octubre el informe final, impulsado por el senador Renan Calheiros, que acusa al jefe de Estado, Jair Bolsonaro, por varios delitos, incluyendo crímenes de lesa humanidad.

Tras casi seis meses de debates, el informe final fue aprobado con siete votos a favor y cuatro en contra, por lo que el mandatario y otros funcionarios del Ejecutivo son acusados ante sus acciones y omisiones durante la pandemia de la Covid-19 que ha dejado miles de decesos en el país.

“El CPI finaliza su trabajo luego de seis meses con el informe aprobado por el colegiado y ahora es una nueva etapa, debemos remitirlo a los órganos competentes para que podamos hacer Justicia», aseveró el presidente de la CPI, Omar Aziz.

El documento supera las mil páginas y señala que Bolsonaro tiene responsabilidad en las acciones punibles de infracción de medidas sanitarias preventivas; empleo irregular de recursos públicos; incitación al delito; falsificación de documentos privados; crimen de prevaricación; curanderismo; crimen contra la humanidad; y delito de responsabilidad.

Tras confirmarse la aprobación del informe, el senador Calheiros enfatizó que la Justicia debe cobrar todas las penas detalladas en el documento. «Hemos visto crímenes espantosos y barbaridades inhumanas, desprecio por el dolor y burla con la vida», añadió.

«Las atrocidades cometidas por este Gobierno no serán olvidadas (…) El caos de Jair Bolsonaro pasará a la historia como el peldaño más bajo de la indigencia humana y civilizadora, reúne lo más rudimentario, infame y sombrío de la humanidad«, indicó Calheiros.

Los parlamentarios que respaldaron el informe contra Bolsonaro son: Omar Aziz, Eduardo Braga, Humberto Costa, Otto Alencar Randolfe Rodrigues, Renan Calheiros y Tasso Jereissati.

Mientras que los senadores Eduardo Girão, Marcos Rogério, Jorginho Mello y Luis Carlos Heinze, votaron en contra.

(teleSUR)

Comentarios Facebook