El mundo del espectáculo amaneció de luto por el anuncio de la inesperada y triste partida de Octavio Ocaña, actor que alcanzó la fama gracias a su papel de «Benito Rivers» en el programa de comedia de Televisa, Vecinos. Hace un momento las autoridades hicieron pública la primera información oficial respecto a lo que sucedió. 

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) liberó un comunicado de prensa en el que dio a conocer los primeros datos avalados por la autoridad de la investigación de cómo murió Octavio y el lugar en el que se encontraba el actor, así como los detalles del disparo que le quitó la vida. 

De acuerdo con la tarjeta informativa que publicó, a través de los medios de comunicación y en Twitter, la Fiscalía General de Justicia del Estado se puede leer: «FGJEM avanza en las diligencias para esclarecer las causas por las cuales un sujeto de 22 años, el cual ya fue identificado, perdió la vida». 

En la comunicación oficial se reveló que Ocaña murió debido a que recibió «un disparo de arma de fuego en la cabeza», también se hizo del conocimiento público que el cuerpo de Octavio «fue encontrado dentro de la camioneta que conducía», como lo habían informado ya usuarios en redes sociales. 

De acuerdo con las autoridades, la camioneta fue localizada «en la autopista Champa-Lechería, a la altura de la colonia Prados Iztacala, en el municipio de Atizapán de Zaragoza». La fiscalía aseguró que la muerte de Ocaña ocurrió después de una persecución en la que el actor de Televisa huía de la policía de Cuautitlán Izcalli. 

«La tarde de ayer viernes 29 de octubre al transitar por calles del municipio de Cuautitlán Izcalli, policías municipales les habrían marcado el alto, sin embargo, el conductor no detuvo la marcha y aceleró para evitar ser detenido, lo que inició una persecución«, explica el documento. 

La FGJEM también hace referencia a las declaraciones de uno de los acompañantes de Octavio, que aseguró que el actor «portaba un arma de fuego, misma que había sacado de la guantera del vehículo. Durante la persecución el conductor perdió el control de la unidad y esta se estrelló a un costado de la vía». 

Ahí fue el lugar «en donde el conductor fue encontrado con una lesión por arma de fuego en la cabeza y los dos acompañantes fueron asegurados por elementos de la policía municipal». Tanto testigos como los policías municipales que intentaron detener la unidad, «han referido que no hubo intercambio de disparos». 

Se detalla también que en las inspecciones realizadas a la camioneta «fue encontrada un arma de fuego, un casquillo percutido e indicios balísticos en el techo de la unidad, justo a altura del conductor». El documento concluye con el compromiso de la fiscalía de resolver este caso. 

«La FGJEM mantiene en desarrollo diversas pruebas periciales, entre las que se encuentran las relacionadas con criminalística, química, fotografía y mecánica de hechos»; los resultados esclarecerán la forma en la que el conductor perdió la vida y «serán dados a conocer por las vías institucionales de esta Fiscalía General». 

(Quien) 

Comentarios Facebook