El Ministerio de Exteriores de China calificó de «fabricado» el caso de Yanjun Xu, su connacional condenado por espionaje económico en Estados Unidos.

«Los cargos que se le imputan en EEUU son fabricados. Exigimos que el caso sea objeto de un juicio justo, de conformidad con la ley, y que EEUU garantice los derechos e intereses legítimos de nuestro conciudadano», manifestó en una rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Wang Wenbin.

Yanjun Xu, a quien el Departamento de Justicia estadounidense identifica como alto cargo del Departamento de Seguridad de la provincia de Jiangsu, fue extraditado a Estados Unidos desde Bélgica en 2018.

El 5 de noviembre de 2021, Xu fue condenado por varios cargos de conspiración, así como delitos de espionaje económico y robo de secretos comerciales en grado de tentativa, que podrían costarle en conjunto hasta 60 años de prisión y una multa de más de cinco millones de dólares. La sentencia concreta se dará a conocer más tarde.

Según el Departamento de Justicia, Xu intentó robar para China una tecnología exclusiva de la empresa GE Aviation relacionada con los ventiladores de motores de avión. Para acceder a los secretos comerciales, el supuesto espía identificó a expertos que trabajaban para las empresas del sector aeronáutico y los invitó a viajar a China, a menudo con el pretexto inicial de ofrecer una conferencia en una universidad.

(Sputnik)

Comentarios Facebook