El Banco Central de Venezuela (BCV) eleva la apuesta para mantener contenido el tipo de cambio y, por añadidura, la evolución de la inflación, con una nueva intervención cambiaria de 80 millones de dólares a una tasa de 4,44 bolívares por dólar, este lunes 8 de noviembre.

El ente emisor no reporta tasas de cambio en moneda estadounidense, por lo que la inyección se refleja nominalmente a una tasa de 5,12 bolívares por euro, lo que representa una variación semanal de 1,19 %.

La intervención anterior, ocurrida el pasado 2 de noviembre, fue de 50 millones de dólares y 5 millones de euros en efectivo, lo que, expresado en divisas estadounidenses, representa un incremento de 40,02 % para esta semana.

Debido a la contracción de la demanda, el mercado paralelo ha sido más impactado que el oficial por la estrategia de inyectar reservas al mercado cambiario oficial.

El Banco Central de Venezuela (BCV) pasó de inyectar un promedio de 80 millones de dólares a las mesas cambiarias de la banca en el primer semestre del año a colocar hasta 150 millones mensuales, en lo que va de la segunda parte del año, un aumento de 87,5 % en medio de la precariedad de las reservas en divisas para tratar de contener el alza del tipo de cambio, que está siendo utilizado como un ancla para atajar el crecimiento de la inflación.

Sin embargo, la expectativa es que en estos dos últimos meses se incrementen las cifras de cada inyección e, incluso, si los precios del dólar no pueden ser contenidos, de acuerdo con el estandar fijado por el emisor, se produzcan intervenciones extraordinarias.

Debido al tamaño muy pequeño del mercado, el BCV ha mostrado un claro poder regulatorio en la formación de los precios, por lo que hay pocas dudas de que se cambie esta estrategia en el corto plazo.

Para la banca este estrategia resulta muy onerosa, porque presiona las posiciones en bolívares del sistema, ya de por sí muy limitadas por el encaje legal.

Fuentes financieras señalan que en las últimas semanas ha sido difícil colocar en el mercado 100 % de las divisas inyectadas por la autoridad monetaria. Ante esta eventualidad, el BCV flexibilizó las penalizaciones por la no venta de las cantidades en moneda extranjera en el plazo establecido.

(Banca y Negocios)

Comentarios Facebook