China ratificó este viernes su apoyo irrestricto a Cuba en su derecho a proteger la soberanía nacional, rechazando así cualquier forma de injerencia en sus asuntos internos y exigió a Estados Unidos que acabara con el cerco económico, comercial y financiero que lleva sobre la isla por más de 60 años.

De acuerdo con el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Wang Wenbin, su Gobierno, respalda a la nación caribeña en la búsqueda de su camino de desarrollo según sus propias condiciones y que le permita aumentar el bienestar social de sus ciudadanos.

Según comentó a medios locales cubanos, China condena la costumbre estadounidense de imponer sanciones e interferir en cuestiones puramente internas de otros países bajo el pretexto de la libertad, los derechos humanos y la democracia.

El vocero de la cancillería china llamó a Washington a manejar los nexos bilaterales con La Habana, respetando la Carta de la Organización de Naciones Unidas y las normas globales, además de escuchar a la comunidad internacional y levantar inmediatamente el bloqueo.

La política del bloqueo, calificada de injusta e inhumana por el Gobierno cubano y la mayoría de los países del mundo que respaldan a la mayor de las Antillas cada año en la ONU, es la causa principal de las carencias y un freno al desarrollo en Cuba. Pese a eso, Estados Unidos recrudece y mantiene vigente el bloqueo.

China se suma con estas declaraciones a una amplia lista de países y organizaciones internacionales que no admiten los actos subversivos, manifestaciones y llamados a la intervención de la isla caribeña.

Incluso, como muestra de su apoyo, China ha enviado a Cuba varios lotes de donaciones con equipos y suministros médicos y alimentos para ayudar a paliar la situación económica tan compleja que atraviesa la nación latinoamericana.

(teleSUR)

Comentarios Facebook