El Índice de Precios de Consumo (IPC) de octubre en España fue de un 5.4 por ciento, cifra más alta en 29 años, la cual supera la del mes anterior en cerca de un punto porcentual, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El informe subraya que, con el dígito de octubre pasado, la tasa anual de la inflación subyacente aumentó cuatro décimas, y alcanzó el 1.4 por ciento.

Según el documento, los sectores de la vivienda, el transporte, y los vinculados al ocio como hoteles, cafeterías y restaurantes, han disparado los precios de consumo respecto al mes anterior. 

El mayor aumento lo experimentó vivienda, con un 20.5 por ciento, seis puntos porcentuales más que en septiembre. En la lista le secundan los precios en transporte, con un alza del 12.3 por ciento, dos puntos y medio porcentuales más con relación a septiembre.

Entre las mayores causas del ascenso del IPC se encuentra el incremento de los precios de la electricidad, de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, el gas y, en el caso específico de la vivienda, el gasóleo empleado en los servicios de calefacción.

Respecto a la comida, las frutas han sido las de mayor aumento registrado en los precios, alcanzando el 8.2 por ciento y, en menor medida, han subido también los precios de los cereales, las carnes y el pan.

Entre las regiones españolas más afectadas por la inflación están Castilla-La Mancha, que se ubica de primera con el 6.5 por ciento; le sigue Castilla y León con 6.1 por ciento; La Rioja con 5.9 por ciento; Melilla con 5.9 y Aragón con 5.8. 

(teleSUR)

Comentarios Facebook